Hay muchos tipos de escritores, tantos como personas que escriben. Por esto hay los que solo quieren escribir y se desentienden del resto. También los hay que prefieren participar activamente de todo el proceso de edición desde la entrega de su texto hasta que este se convierte en libro. Y, evidentemente, otros están pendientes de aquellos aspectos que les parecen más atractivos del proceso, pero no de lo demás

Conoce el proceso de edición

El proceso de edición está formado por:

  • la corrección de estilo
  • las correcciones ortotipográficas
  • el diseño de la maqueta
  • crear las ilustraciones, los gráficos y las fotografías
  • la maquetación del texto
  • las correcciones de pruebas
  • el diseño y la confección de la cubierta
  • la escritura de los textos adyacentes al texto principal (prólogo, índice, bibliografía, agradecimientos, contraportada)
  • la transformación del texto final en los diversos archivos de publicación

También hay aspectos técnicos, como escoger el papel, el tipo de cubierta, el gramaje de la tripa y de la cubierta, las medidas del libro… y la imprenta.

Qué es la posedición de un libro

Es todo lo que viene después de la edición. Algunos ejemplos son la gestión del ISBN, el depósito legal, el trato con la imprenta, la distribución y otros aspectos que ayudan a dar a conocer el libro:

  • la escritura de notas de prensa
  • la presentación del libro

las cartas o las invitaciones a la lectura

  • el retorno con los profesionales que han participado en la creación del libro

Todo ello está organizado por una persona que coordina la edición, que conecta los distintos profesionales con el autor y que lo pone todo en un calendario.

El libro tal como lo quieres tú

Igual que los mecánicos arreglan coches, los electricistas revisan instalaciones eléctricas y los médicos se ocupan de las enfermedades, los profesionales de la edición son expertos en su trabajo. Por lo tanto, cuando decimos «implícate en la edición de tu libro» no queremos decir que tengas que hacer de correctora, de editora o de maquetadora. Pero hay decisiones en las que puedes participar para que la forma final de tu libro te guste más que si lo hubieses dejado en manos ajenas.

Cómo puedes implicarte en la edición de tu libro

«Implícate en la edición de tu libro» significa escuchar los consejos de la profesional que te acompaña en el proceso (la editora o la coordinadora editorial) para tener un criterio sobre:

  • el tipo de ilustraciones del libro
  • la ilustración o fotografía de cubierta
  • la fotografía de autor/a
  • las correcciones aplicadas al texto
  • el texto de contracubierta
  • las presentaciones del libro

Además, participar del proceso significa aprovechar las propias redes sociales o personales para dar a conocer tu libro.

Por una parte, respecto a las redes sociales, es evidente que una parte de las personas que accederán al libro van a ser las conocidas por el autor. Estas actuarán como altavoz para otras personas y recomendarán el libro, de forma que poco a poco la red será más extensa.

Por otra parte, la presentación del libro hay que hacerla en entornos conocidos por el autor para asegurarse de que valdrá la pena el esfuerzo de haber buscado un lugar y haber pautado un orden para el acto. Que sea el autor el que decida el lugar donde tendrá lugar la presentación y cómo va a ser es adecuado porque es quien mejor conoce su territorio y el público más cercano al que llegará la propuesta en primera instancia. Así habrá más escaparates en los que mostrar el fruto de sus esfuerzos.